23 septiembre 2010

Capítulo 12 "Dulce venganza"

"¿Qué haremos hoy?" pregunté a la hora del almuerzo el viernes siguiente por la mañana.
"Por extraño que parezca; nada" dijo Chloe
"Excepto por la pijamada, a menos que eso te parezca nada" agregó Hayley.
"Noche de chicas" 
Sonreí con eso, no había nada mejor que pasar todo el día, y la noche, con mis mejores amigas.
Continué entre clases, platicando con Peter en álgebra y pretendiendo escuchar en el resto, hasta que la campana final sonó.
Me reuní con las chicas a la salida y de ahí nos fuimos a la casa de Hayley.
La tarde la pasamos como cualquier otra; comiendo, riendo, viendo películas y de más.
Y claro, llegó la noche.
"Yo propongo a Lotty" dijo Hayley sin rodeos. Las chicas estuvieron de acuerdo y no me quedó de otra que hablar. suspiré, ¿Cuándo me había vuelto el centro de atención de los chismes? 
"Ayer salí con Milo" suspiré una vez más pero ahora de una manera más... enamorada "Fuimos a comer un helado y platicamos de todo, absolutamente todo."
"Cuenta" pidió Mia con una sonrisa.
"Tiene diecisiete, casi dieciocho. Ya hizo trámites para la universidad, tiene una hermana menor y un perro, y como ya sabían vivió un tiempo en Australia lo que lo hace la persona con la voz más sexy que he tenido el placer de conocer"
"¿Qué carrera va a estudiar?" preguntó Chloe.
"Arquitectura"
"¿Cómo se llama su hermana y cuantos años tiene?" preguntó Emily.
"Se llama Melissa y tiene catorce"
Y así siguieron todas las preguntas sobre el, ¿qué te gusta de él? ¿te gusta? y muchas otras hasta que llegó la última.
"¿Te besó?" inquirió Hayley sonreí y asentí, luego me sonrojé un poco.
"Me besó y luego yo lo besé" admití
"¡Estoy tan feliz por ti!" exclamó ella, sonreí una vez más y las abracé,
"Soy muy feliz" les dije "Tu turno" señalé a Mia "Cuéntanos sobre Lucas"
Seguimos hablando por horas y horas, era increíble como ahora que Milo había aparecido en mi vida sentía como si finalmente encajara, ya no me sentía fuera de lugar cuando platicábamos de chicos y novios, aunque Milo no era mi novio si me sentía como si ya perteneciera a todas esas pláticas.
Esa noche me fui a dormir feliz y satisfecha con una sonrisa extendida por todo mi rostro sin saber lo que me esperaba.

Cuando me desperté tuve un mal presentimiento, algo no se sentía bien. Me senté y miré a mi alrededor, no vi a ninguna de las chicas, lo que se me hizo raro, pero una silla al fondo de la habitación y un sonido proveniente de ella me llamó la atención. Me paré y vi a Emily sentada en la silla. Corrí hacia ella y cuando me acerqué me di cuenta de que no estaba sentada en la silla por gusto sino que estaba amarrada a ella y tenía un trozo de cinta cubriendo su boca.
Le arranqué el pedazo de cinta y me dispuse a desamarrarla pero ella me detuvo, "Corre, Lotty" exclamó Emily "No hay tiempo, ¡Sálvate tu!"
Me giré de prisa y vi como las demás chicas salían de su escondite con una sonrisa malévola en su rostro de las que pocas veces había sido testigo. Todo era un juego. Miré hacia la puerta y vi que no era mucha la distancia, corrí lo más deprisa que pude pero alguien me interceptó y tacleó antes de poder abrir la puerta, Chloe. Llegaron el resto y me amarraron a pesar de todo el forcejeo, me levantaron y me sentaron en una silla junto a Emily.
"¿Olvidaron nuestra venganza?" preguntó Hayley con voz socarrona. Todo hizo click en mi cabeza cuando dijo eso. ¡Demonios! lo había olvidado por completo por estar pensando en lo de Milo. Miré a Emily quien me miraba también, tragué saliva y miré al frente, tendría que enfrentar esto y con la frente bien en alto. Mia sacó una cámara fotográfica y lo recordé. ¡Teníamos fotos comprometedoras de ellas! si todo iba mal nos quedaba un arma secreta; el chantaje. Miré a Emily una vez más pero en esta ocasión con una sonrisa en el rostro que ella no entendió. Agradecí que no me hubieran cubierto la boca a mi, me incliné un poco hacia ella sin que las demás se dieran cuenta y susurré a su oído "¡Las fotografías!"
Ella seguía sin entender aún, "Chantaje" susurré, ella sonrió y miramos al frente ahora con una renovada confianza.
"¿Creyeron que lo olvidaríamos?" preguntó Mia con una caja en sus manos y una sonrisa burlona en su rostro.
Chloe se acercó a ella dándonos la espalda y sacó algo de la caja que no pude ver bien, Hayley se puso enfrente de nosotras con dos bandanas y nos tapó los ojos.
"¡Jamás lo diré!" exclamé en plan de preso político, Emily se rió y me siguió el juego.
"¡Hagan lo que quieran pero nunca hablaré mientras siga con vida!" me reí y ella lo hizo también, seguramente nuestras secuestradoras lucían confundidas.
"¡Tenemos algo que ustedes nunca tendrán!" grité
"¿Y qué podría ser eso?" intervino Chloe.
"Algo tan poderoso que caerán arrodilladas suplicando por el perdón" continuó Emily.
"Atrévanse a seguir si así lo desean pero aténganse a las consecuencias"
"Si, en el mundo actual podemos humillarlas tan profundamente en tan solo unos segundo con la ayuda de un simple click"
"Continúen y se arrepentirán" dije dando por terminado nuestro discurso.
Seguramente no habían entendido nada, pero no tenía prisa, tarde o temprano lo harían.
"¿Quién quiere empezar?" preguntó Mia con un tono siniestro, algo raro en ella pues siempre era vista con su paciencia e infinita calma.
"¿Me darían el honor?" inquirió Hayley y las otras dos chicas le dieron el turno.
Nosotras solo podíamos escuchar todos sus cuchicheos pues la bandana no me dejaba ver nada en absoluto y dudaba que no pasara lo mismo con Emily.
"¿Listas para la diversión?"
Yo solté una risotada y Emily me siguió. 
"Como quieran" dijo ella y se acercó a nosotras hasta que pude sentir su mano en mi hombro, estando la otra seguramente en el de Emily, movió las sillas de modo que quedamos de espaldas la una contra la otra. Gran error pensé, estiré mis manos, que tenían poca movilidad, y tanteé hasta que sentí las manos de Emily buscando las mías por igual. Escuché como se alejaban los pasos y eché mi cabeza para atrás.
"Intentaré desamarrarte, ¿Okay?" susurré, ella murmuró un pequeño sí y puse mis manos en acción. Era realmente difícil, no era como en las películas de acción en las que el héroe lograba safarse y escapar en tan solo un par de segundos.
Hayley volvió a nuestro lado y escuché como ponía algo en el piso alrededor de nosotras, como papel o algo similar, luego se acercó con algo que sonaba pesado... y líquido
Oh Oh me dije y cerré mi boca justo a tiempo en que un balde de agua nos cayó encima dejándonos completamente mojadas.
"¿¡Cuál es tu problema!?" grité fúrica y lo único que obtuve de respuesta fueron un par de risas por su parte.
Respira hondo y cálmate me dije lo que quieren es hacerte enojar y no les vamos a dar esa satisfacción, asentí para mi misma y dejé de quejarme aunque un pequeño temblor movió mi cuerpo; el agua estaba helada.
"¿Me puedes quitar la venda de los ojos, por favor?" pedí con la voz más tranquila y amable que pude fingir.
"¿Cómo para qué?" respondió Chloe con sarcasmo.
"Si me van a hacer algo prefiero verlo" 
Lo discutieron unos segundos y nos concedieron el favor, nos quitaron la venda 
"Ahora..." dijo Chloe con la misteriosa caja entre sus manos, caminó hasta nosotras y nos separó poniéndonos una vez más lado a lado y me tocó el cabello ahora mojado "Tienen un cabello muy bonito, ¿saben?"
En ese momento temí por el, mi cabello era de las cosas más preciadas de mi cuerpo, por así decirlo, y lo cuidaba como si fuera vital. 
Mia y Hayley fueron a asistirla y agarró un cepillo al igual que Mia, quien comenzó a cepillar el cabello de Emily mientras Chloe cepillaba el mío.
"Vaya que sí, pero me parece que otro color les quedaría mejor. ¿Cuál es tu color favorito, Lot? Ah, sí. Verde. ¿Y el tuyo Em? Claro. Gris. Creo que les iría bien un cambio de look, a lo mejor otro color de cabello"
Hayley le entregó algo y Chloe siguió cepillando mi cabello, pegaron más a Emily hasta que nuestras sillas chocaron y podía sentir su hombro contra el mío.
"Verde para Lotty y gris para Em" dejó el cepillo por un lado y algo cayó sobre mi cabello. "¡Pero que torpe soy!" exclamó con falsa sorpresa.
"¡Este no es tinte sino pintura acrílica!" tomó el cepillo y lo dirigió de nuevo hacia mi cabello. "Veamos si podemos solucionar este desastre" 
Sentía como extendía la pintura por toda mi cabeza y mi cabello hasta las puntas, hizo bola mi cabello y lo dejó moviéndose al de Emily.
"Oops. Creo que no funcionó, es más, ¡creo que lo empeoré!"
Cerré mis ojos con frustración, iba a tomarme horas y litros de shampoo poder quitarme toda la pintura de encima, unas cuantas gotas escurrían y caían sobre mis hombros.
"Son despreciables" les escupió Emily molesta.
"Gracias. Gracias" Chloe soltó una carcajada.
"Y por último, la evidencia" dijo Mia situándose al frente de nosotras y sacando la cámara.
"¡Espera!" grité antes de que presionara el obturador.
"Antes de que lo hagas quiero que sepan que nosotras tenemos evidencia y si se atreven a tomarnos una sola foto las suyas aparecerán accidentalmente en Facebook" explicó Emily con una sonrisa molesta pero confiada en su rostro seguramente imaginándose lo mucho que sufrirían con ese tipo de humillación.
Mia se congeló en el acto al igual que Hayley y Chloe.
"Perdóname, pero ¿tienen qué?" dijo Chloe incrédula.
"Cómo lo escuchaste Clo, no somos estúpidas. Tenemos fotos de ustedes de nuestra pequeña bromita y no nos vamos a tentar el corazón si se atreven a tomar una sola foto"
Ella volteó con las otras dos y luego nuevamente con nosotras. 
"Bien jugado" murmuró entre dientes y las tres se adelantaron a soltarnos.
Una vez libre sonreí por nuestra cuasi-victoria, fuimos al baño a ver los daños y era peor de lo que pensaba; nuestros cabellos eran una masa verde, y gris en su caso, de pintura que ya se estaba secando y empezaba a encostrarse, lo toqué con un dedo e hice una mueca "¡Está pegajoso!" exclamé con asco.
"Me voy a mi casa" dije saliendo del baño hacia las otras tres. 
"Yo también" dijo Emily.
Abrí el armario de Chloe a pesar de sus quejas y saqué un gorro de lana, me lo puse sobre la cabeza metiendo todo mi cabello en el.
"¡Qué te pasa!" gritó ella molesta. "¡Lo estas ensuciando!" 
"Tu ensuciaste mi cabello" respondí.
Tomé mis cosas y me despedí de ellas al igual que Emily y salimos juntas de su casa.
"Nos vemos en la escuela" dije despidiéndome en la puerta.
"Suerte con eso" dijo señalando mi cabeza.
"Igualmente, que la fuerza esté contigo"
Caminé a mi casa sintiéndome ligeramente humillada pero a la vez triunfante; pudo haber sido mucho peor.
--------------------
Enjoy!
Nos vemos la próxima semana.
Gracias por leer.
Izzie(:

7 comentarios:

Sujj♥ dijo...

Por fa, pasate por mi blog:D
http://warned-dreams.blogspot.com/
Comentame algo, a ver si te gusto:D
¡Gracias!

Sujj♥ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sujj♥ dijo...

Tienes un premio en mi blog 'Sueños Advertidos' :D
¡Pasate!

Andrea Pink Mandarina (: dijo...

hahaha que feo eso del pelo :/

Vale♥ dijo...

Que malditas!!!!
Charlie solo les habia pintado la cara, yo tambien creoo que mi pelo es una de las cosas mas sagradas de mi cuerpo XD, pero ay se pasaron XD

Sigue subiendo ;) Izzie! :D

Clady Garcz dijo...

WAA!! AME SU BROMA! Pero que HORROR!! Les va a costar un buen quitarse toda la pintura S:
hahaha
buen cap(:

Juuli ☮♥ Lg' } dijo...

holiiis.. me pasoo mui bueno tu blog me gusta mucho...pasate por el mio si? graciiias.. suerte besitos