19 agosto 2010

Capítulo 8 "Cita"

Llegué alegre a la escuela esa mañana, había sido probablemente uno de los mejores fines de semana de mi vida, aún conservaba vivos los recuerdos de la pijamada y la jugarreta que les habíamos hecho Emily y yo, las chicas enfurecidas limpiándose el maquillaje del rostro, nosotras regodeándonos viendo las fotos que ellas desconocían, ellas jurando venganza y yo sin poder resistir reír una vez más.
Vaya que había sido un gran fin de semana y lo que me esperaba el próximo no era peor, finalmente saldría con Peter y a solas, dándonos la oportunidad de descubrir si había o podía haber algo entre nosotros.
"Hola" saludé cuando llegó la muy esperada hora de álgebra
"Hola Lot, ¿Cómo te la pasaste en tu cumpleaños?"
"De lo mejor, y gracias de nuevo por el regalo" respondí con una sonrisa
"Ni lo menciones"
Me quedé en silencio unos momentos, ¿era muy pronto para hablar del tema? decidí tomar el riesgo.
"¿A dónde vamos a ir el sábado?" le pregunté tratando de sonar lo más casual posible pero sin ocultar mi sonrisa, el sonrió también.
"No lo sé, dejémoslo como una sorpresa" 
"Me parece bien" contesté aún sonriendo, y como siempre la maestra entró, saqué mi cuaderno y busqué la última página de dibujos, tomé mi lápiz y empecé a dibujar.
Tarde o temprano tendría que prestar atención a mis estudios, lo sabía pero como cualquier adolescente prefería esperar al tarde.
Salí al almuerzo después de un par de clases más, me senté en nuestra mesa y me uní a la conversación de inmediato, apenas empezaba la semana y ya planeaban lo que haríamos este viernes, la pijamada sería en casa de Emily así que por esta vez ella y yo tendríamos la ventaja al estar en su casa y era poco probable que se vengaran, además de que usualmente ella era madrugadora y aunque yo no lo era íbamos a cuidarnos la espalda la una a la otra, yo confiaba en ella y ella en mi, no dejaríamos que nada le pasara a la otra.

El viernes salimos todos a la plaza donde paseamos y demás, al llegar a casa de Emily jugamos un rato y entrada la noche nos sentamos para la hora de la verdad, no me resultaría una sorpresa ser la primera otra vez.
"Hora de la verdad" aclamó Emily y todas se pusieron atentas, no tardaron en mirarme a mi y Emily me aventó el cojín.
"¿Por qué no me sorprende?" pregunté sarcásticamente y suspiré "Peter me invitó a salir mañana como ya saben, no me dijo a donde, solo que era sorpresa, así que no pregunten, lo único que sé es que pasa por mi mañana al medio día, ¿Algo más que quieran saber?"
"¿Te gusta?" inquirió Mia
"No lo sé, supongo que lo averiguaré mañana"
"¡Qué emoción!" exclamó Hayley "Tienes que arreglarte muy bien, mañana me iré contigo" aseguró
"Como quieras, lo repetiré por última vez, ¿Algo más que quieras saber?"
"¿Qué sientes por Denny?" aventuró Chloe
"Que no sea eso"
Me miraron fijamente sin decir nada
"¿¡Qué creen!?¿Qué clase de pregunta es esa? ¡Es mi mejor amigo! ¡Punto!"
"Huy, yo solo preguntaba" soltó Chloe
"Se acabó mi turno, te toca niña" exclamé aventando el cojín a Emily.
Cada una habló y habló de su novio, parecía que era lo único que les importaba, era poco -y hasta raro- cuando hablaban de otra cosa.
Cuando desperté en la mañana volteé hacia mis lados cerciorándome de que todo estuviera en su lugar y solté un suspiro de alivio al ver que todo era normal, Mia y Chloe seguían dormidas y Hayley y Emily platicaban en su cama.
"No creas que nos olvidamos de nuestra venganza" me advirtió en cuanto me acerqué a ellas "Es solo que tu tienes tu cita hoy y no somos tan malas como para torturarlas hoy, así que lo dejaremos para otra ocasión"
"Que bondadosas" le dije sarcástica y me recosté en el hombro de Emily, aún seguía cansada "¿Qué hora es?" pregunté
"Las diez"
"Hay que desayunar que Lot y yo nos tenemos que ir" pidió Hayley 
"Pero aún falta un rato" repliqué
Despertamos a las demás -ahora de una manera más pacífica, Emily y yo seguramente no queríamos más problemas- y bajamos a desayunar, al terminar Hayley y yo nos fuimos a mi casa.
"Ahora sí" dijo Hayley abriendo mi armario y empezando a revisar cada una de las prendas dentro.
"Hay, aún falta más de una hora" le indiqué mirando el reloj.
"Con mayor razón, tenemos poco tiempo. Anda, ponte esto" me dio la ropa; una falda amarilla y una blusa gris de tirantes, resoplé y me metí al baño para vestirme.
Al salir Hayley ya tenía todo preparado en mi tocador. "Siéntate," me ordenó señalando una silla "Te voy a planchar el pelo"
"Está bien" contesté sabiendo que aún así no tenía voz ni opinión respecto al asunto.
Empezó y me exasperé "Hayley, esto va para largo, ¿Me puedes dar algo para entretenerme?"
Puso la plancha sobre la mesa y dio vueltas por la habitación, minutos después volvió con un libro en la mano
"Toma, ahora déjame trabajar"
Lo abrí, ni siquiera lo había empezado a leer, Chloe me lo había prestado hacía tiempo queriendo forzarme a leer la historia que tanto le apasionaba.
Marked, así se llamaba, se trataba de vampyros -estilizado con la "y" por la autora- se veía prometedor.
Media hora después terminó y giró la silla, "Sigue el maquillaje baja ese libro"
"¡Pero quiero seguir leyendo!" repliqué sin dejar de mirar el libro, me lo arrebató y lo aventó a mi cama
"Tienes una cita con Peter, ¿Lo recuerdas? ahora cállate y déjame trabajar, ya podrás leer luego"
Suspiré y lo recordé, me había absorbido tanto en mi lectura que me había olvidado de todo lo demás, era un buen libro después de todo.
Dejé trabajar a Hayley sin decir nada y tarareando canciones en mi cabeza, terminó y me volteó al espejo.
"¿Lista?" preguntó con emoción.
"He estado lista desde hace una hora"
"Eres una aguada" bufó y me giró al espejo. El maquillaje era muy ligero -como me gustaba- y mi cabello ahora lacio enmarcaba mi rostro acentuando mi maquillaje.
"Gracias Hay" le agradecí y me paré, me puse una diadema amarilla recogiendo todo el cabello de mi frente
"¿¡Por qué haces eso!?" exclamó arrebatándome la diadema
"¡Porque no me gusta tener el cabello sobre mi cara!" respondí quitándosela de nuevo y poniéndola en su lugar una vez más.
"Ridícula" murmuró y se sentó en mi cama "¿A que hora llega?" preguntó
Miré el reloj, eran pasadas de la una
"No creo que tarde mucho" contesté y me sentí un poco nerviosa, respiré hondo y me relajé, no había nada de que sentirme nerviosa.
"Mejor me voy yendo"
"Te acompaño"
Bajamos las escaleras y Hayley abrió la puerta "Suerte Charlotty" rodeé mis ojos, no me gustaba que me dijera así.
"Gracias Ma-" no me dejó terminar tapando mi boca 
"No te atrevas" me amenazó, me encogí de hombros y me sacudí su mano
"Como te decía antes de que me interrumpieras de esa manera; Gracias Mar-"
"Si lo dices te va ir peor con mi venganza" amenazó una vez más y me quedé en silencio
"Ridícula" murmuré al igual que ella y la empujé fuera de mi casa "Adiós Hayley Ma-" exclamé cerrando la puerta antes de terminar su segundo nombre.
Me senté en un sillón de la sala a esperar, me sumí en mis pensamientos como solía hacer y después de unos minutos el sonido del timbre cortó el hilo de mis pensamientos.
"¡Ya me voy mamá!" grité y ella se despidió.
Abrí la puerta y ahí estaba el, Peter con una sonrisa en su rostro, vestía una camisa negra sencilla con pantalón de mezclilla.
"Hola Lotty" me saludó besando mi mejilla, cerré la puerta tras de mi y avancé hacia el.
"Hola Pete"
Caminamos hasta la banqueta en silencio.
"¿A dónde vamos?" pregunté curiosa
"¿Tienes hambre?" preguntó él en respuesta a mi pregunta anterior
"No mucha, desayuné hace rato" respondí un poco avergonzada
"Entonces vamos a pasear, después podremos ir a comer" asentí en consentimiento y seguimos caminando.
Caminamos por las calles, yo seguía su camino y nos preguntábamos cosas el uno al otro.
"¿Qué quieres estudiar?" le pregunté
"No estoy muy seguro, tal vez literatura o diseño gráfico. ¿Y tu?"
"No lo sé, no lo he pensado muy bien pero me gusta mucho la fotografía y la publicidad, tal vez algo relacionado con eso. De todos modos todavía tengo tiempo para pensarlo" respondí encogiéndome de hombros.
"Eso si"
"¿Tienes hambre?" inquirí después de unos momentos
"Algo"
"Si quieres vamos a comer, no quiero que mueras de hambre por mi culpa"
"No te preocupes por mí" dijo restándole importancia
"Insisto"
Tras mucho insistir lo convencí y fuimos a un restaurante cerca del centro comercial
"¿Te gustan los mariscos?" me preguntó
"Mucho"
"Me alegro" entramos y efectivamente era un restaurante de mariscos, seguimos platicando hasta que el mesero llegó a pedir nuestra orden.
"Un cóctel de camarón por favor" pedí
"Lo mismo" pidió Peter
El mesero asintió y se fue, nosotros continuamos conversando
"¿Qué preferirías; comer carne cruda o ser vegetariano por el resto de tu vida?" pregunté
Lo pensó un momento "Depende de cuanta carne sea, ¿y tu?"
"Ser vegetariana" respondí sin dudarlo.
Trajeron nuestra comida y la mayor parte del tiempo comimos en silencio mirándonos de vez en cuanto, no era un silencio incómodo, todo lo contrario, era agradable.
Terminamos y salimos del restaurante, no me dejó pagar mi parte a pesar de lo mucho que traté de persuadirlo.
"¿Te apetece ir a dar un paseo por el centro comercial?" me preguntó caminando hacia allá
"Para nada"
Entramos y caminamos sin ningún rumbo fijo, solo mirando para nuestros alrededores.
"¿Tienes novia?" me atreví a preguntar
"No, ¿y tu?"
"Tampoco" la duda sobre todo el tema amoroso me seguía picando "¿Has tenido?"
"No te burles," me pidió "Pero no"
"No hay nada de que burlarse" le dije amablemente tocando su hombro por unos segundos.
Nos sentamos en una banca a descansar, estábamos sentados muy cerca, podía sentir nuestras piernas rozando y el contacto de nuestras manos de vez en cuando.
No tardamos en pararnos y miré la hora, era mejor que me fuera yendo.
"Creo que nos deberíamos ir yendo" le indiqué
"Está bien, te acompaño" 
Caminamos muy pegados, compartiendo temas más íntimos; anécdotas, recuerdos, traumas y demás.
Me sentía bien con el, nuestras manos se juntaban con nuestro paso de repente.
Llegamos a mi casa y me despedí de el.
"Me la pase muy bien Pete" agradecí
"Yo también Lot"
Nos quedamos unos segundos en silencio mirándonos a los ojos.
"Nos vemos el lunes" 
"Nos vemos" contestó el y se acercó, titubeó un poco, me besó en la mejilla -aunque cerca de mis labios- y se fue dedicándome una última sonrisa.
Entré a mi casa y mi mamá se encontraba en la cocina preparando la cena.
"Ya llegué" 
"Muy bien" me contestó
"¡No voy a cenar!" exclamé mientras subía a paso veloz las escaleras para llegar a mi cuarto, tenía mucho que pensar y no quería tener que interrumpir mis reflexiones por tener que bajar a cenar, me puse ropa más cómoda y me tiré sobre mi cama cerrando mis ojos.
¿Qué sentía por Peter? era la pregunta que más atormentaba mi mente.
------------------------------
Hola chicas!
Hubiera subido antes el cap pero mi pnch internet de mrda no sirve (notan cuanto lo odio?)
Espero que les haya gustado y nos vemos el próximo jueves. 
P.S. comenten plis :)

4 comentarios:

Clady Garcz dijo...

haha. ntp, yo tmbn ODIO mi internet(: OW! q lindo Peter... porq no le dio un beso!?!? D:
OW! pero igual, es tierno(:
me encantó el cap.
xoxo

Julieta dijo...

solo tengo una critica constructiva espero y no lo tomes a mal...mas solo es mi opinion..amo tu blog es el mejor..enserio ya sabes que yo paso y no dudo en dejarte una FELICITACION mas (: pero ya van dos capitulos en que no pasa nada...me refiero algo interesante que deje picada a la lectora...o algo asi..pero no deja de ser bueno..y sigo con la duda de como es peter...solo es mi opinion y espero y no lo tomes a mal porfitas..pues de nuevo FELICIDADES
gracias por publicar (:
Julieta,,

Kimy Selsi Farias dijo...

me encanto, soy de pocas palabras. Adios :$

Andrea Pink Mandarina (: dijo...

Uhhhh lo siento por tu interneet de mierdaa! y perdon si no lo puedo decir asi como asi hahaha...
Awww la ultima parte me gusto... eso de que no sabe que siente por pete! Perdon que ni sepa cuando subis capitulo BLOGGER NO ME AVISA hahaha :D:D